Slider

Empresas de factoring en Santiago

La industria del factoring está en auge en la región y se ha vuelto altamente competitiva, experimentando un importante crecimiento durante los últimos años.

Actualmente, son más de cincuenta las empresas de factoring dedicas a agilizar los procesos de contaduría y las cuales año a año se posicionan como una fuente importante de financiamiento, especialmente para las pequeñas y medianas empresas, las que ven en esta industria un oportuno aliado para conseguir liquidez de manera rápida y legalmente respaldada.

Durante el año 2018 se experimentó una considerable demanda de este novedoso servicio financiero. Se estima que más de 20 mil empresas accedieron al sistema de factoring mensualmente, mientras que a mediados de 2016 se hablaba solo de 13 mil. Siendo Santiago quien lidera la mayor parte de las operaciones bursátiles.

Si bien es cierto el factoring ha crecido gradualmente en los últimos años, es en la actualidad cuando alcanza su máximo apogeo, ya que se han multiplicado tanto los clientes como las empresas de factoring en Santiago.

Como hemos visto las empresas de factoring apoyan a las micro y medianas empresas a obtener liquidez en corto tiempo. Sin embargo, se requiere de ciertas garantías para acceder a este servicio.

En Santiago el sistema de factoring se encuentra disponible tanto en bancos como en empresas de factoring que se dedican 100% a la entrega de este servicio, no obstante, es posible encontrar entidades que ofrecen la opción online.

Pero, ¿Cómo escoger la empresa de factoring indicada?

Hoy existen muchas empresas de factoring dispuestas a otorgar apoyo y respaldo financiero. Pero a la hora de elegir es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones: inmediatez en la entrega de dinero, información en línea disponible, tasas de interés y mayor flexibilidad y tolerancia, para poder calificar a este servicio.

Todo Factoring te brinda una atención personalizada y transparente. Comprometidos con el desarrollo de tu empresa y la búsqueda de oportunidades para potenciar tú negocio.

¿Necesitas asesoría? Contáctate con nosotros.

OPERACIÓN RENTA 2019

La Operación Renta ya comenzó, para completar el proceso de acuerdo a los requerimientos actualizados de la ley, la reforma tributaria plantea nuevos escenarios a tener en cuenta por las pequeñas y medianas empresas y sus emprendedores.

Tener tu propia empresa es una buena idea, pero igualmente conlleva riesgos, especialmente si no tienes el conocimiento y el control de los gastos tributarios que esto significa.

Por lo mismo, dependiendo de la compañía, es muy importante identificar y cumplir con el pago de las obligaciones tributarias.  Para ello es necesario informarse y averiguar las formas y herramientas de financiamiento que están disponibles para este segmento.

Sabiendo que la realidad de las Pymes es esforzarse por contar y mantener liquidez para su ciclo comercial, en este periodo de recarga de compromisos financieros, el aprovechar el Factoring como una herramienta ágil y segura para apoyar dichos pagos es buena opción, ya que permite a las Pymes, de manera fácil, obtener mayor liquidez, asumiendo menores costos financieros. Por ello, las pequeñas y medianas empresas podrán acceder a través del Factoring a un escenario simple, seguro y eficiente en materia de financiamiento.

En lo que a Operación Renta se refiere, cabe mencionar que esta obligación tributaria se cumple en el mes de Abril, presentando el Formulario 22 de la Renta.

Los empleadores y empresas deben informar al Servicio de Impuestos Internos sobre las rentas, ingresos y otros conceptos que pagan o entregan a las personas naturales.  Además de estas obligaciones tributarias, las empresas están obligadas a llevar y mantener al día sus libros contables, a fin de tener actualizada su contabilidad y poder respaldar su actividad económica.

El pago de la devolución de impuesto a la renta se realiza por: depósito en cuenta bancaria o cheque a nombre del contribuyente.

Para llevar a cabo, con éxito este proceso, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones.

  1. Revisar los plazos de las declaraciones juradas, para evitar pago de multas.
  2. Tener en cuenta que, este es el segundo año que se aplica el retiro total de utilidades por parte de los socios.
  3. Recordar que el Formulario de Utilidades Tributables FUT, se registra de otra forma y no es obligación retirarlo, ni pagar impuesto por este.
  4. Es recomendable validar y revisar los libros de compras y ventas, ingresados al SII.
  5. El registro de las pérdidas fue modificado, por lo que las empresas deben informar en base a un nuevo cálculo los resultados negativos.  Siempre, es recomendable tener clara la información solicitada por el SII y presentarla en tiempo y forma, para no generar impugnaciones de la declaración.

Una modificación importante en este proceso 2019, es la entrada en vigencia de la modalidad de la cotización obligatoria de los trabajadores independientes.  Este proceso ha generado un sinfín de dudas, principalmente, por la retención de un porcentaje de la devolución de impuesto. Esta iniciativa busca integrar a los trabajadores independientes, a los distintos regímenes de seguridad social.

¿Quiénes están obligados a cotizar?

La nueva ley obliga a cotizar a todos los trabajadores independientes, que emiten boletas de honorarios por 5 o más ingresos mínimos mensuales, en el año calendario.  La ley establece sólo una excepción: si eres mujer y al 1 de enero de 2018 tienes 50 años o más y en el caso de los hombres que tengan 55 años cumplidos, no están obligados a cotizar.

¿Cómo se pagarán las cotizaciones?

El pago será anual y se realizará en la Declaración Anual de Impuesto a la Renta, que se efectúa en abril de cada año.

¿Se puede cotizar por un monto menor?

Hay dos opciones que establece la ley:

  • Por el total de la renta imponible con cobertura completa
  • Cotizar para salud y pensión por una base imponible menor, pero con cobertura parcial.

De acuerdo a la programación se espera que, la Tesorería General de la República, comience a pagar las primeras devoluciones de impuesto el 13 de mayo, a todos los contribuyentes que hagan su declaración hasta el 23 de abril, solicitando depósito en cta. bancaria.

Si el trámite es realizado entre el 24 y 29 de abril, solicitando transferencia electrónica, el pago se realizará el 17 de Mayo.

En tanto, quiénes no utilicen la opción depósito, el pago se realizará el 30 de mayo.

Si declaras entre Tu Devolución la Recibes
Vía Transferencia Electrónica Con Cheque a Cobrar en Caja
01 al 05 de Abril 13-may-19 30-may-19
24 al 29 de Abril 17-may-19
30 al 09 de Mayo 24-may-19

¿Por qué el factoring es la mejor alternativa para las pymes?

El emprender es un gran desafío para cualquier persona que desee aventurarse en el mundo de los negocios. Muchas veces, las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen un comienzo complicado si es que no cuentan con el capital inicial necesario, por lo que suelen recurrir a distintas alternativas de financiamiento para poder cumplir con sus obligaciones y compromisos financieros.

Una de estas herramientas es el factoring, la cual trae una serie de beneficios que contribuyen al desarrollo de las empresas. Esta alternativa de financiamiento permite a las pymes obtener liquidez inmediata para poder cubrir sus necesidades, especialmente aquellas que surgen de improviso.

¿Cómo funciona el factoring?

El Factoring es una herramienta financiera orientada a las pymes que permite a las empresas obtener financiamiento inmediato (liquidez) con el fin de ordenar su flujo de caja, sin tener que esperar el plazo de pago originalmente pactado con sus clientes. El Factoring te ayuda a anticipar tus cuentas por cobrar mediante la cesión de las facturas que respaldan tus ventas a plazo y también a través de la compra de tu cartera de cheques a fecha.

A la hora de buscar financiamiento, el factoring para Pymes se alza como una excelente alternativa. Por ello, es importante que sepas que el costo financiero aplicable a toda operación de Factoring varía en función a las variables de riesgo inherentes a la misma, tales como: cliente (cedente), deudor, plazo de financiamiento, etc.

Todo Factoring realiza el análisis financiero al cliente y al pagador. Una vez evaluada la operación por el comité, la Ejecutiva Comercial a cargo se comunica con el cliente para detallar las condiciones. Con el visto bueno del cliente, se coordina la firma del contrato y se activa la línea de crédito. Por último, se procede con la cesión de las facturas por parte del cliente.

¿Cómo ayuda el factoring al desarrollo de mi empresa?

El factoring entrega una serie de beneficios para las pequeñas y medianas empresas que comienzan su incursión en el mundo de los negocios. Esta alternativa de financiamiento puede ser especialmente atractiva para las pymes que deben cumplir con compromisos y cubrir gastos de último momento, o que desean desarrollarse invirtiendo o adquiriendo bienes. Otras ventajas de esta herramienta para las pymes incluyen:

  • Entrega rápida de liquidez, evitando esperar 30, 60 o 90 días.
  • Es más rápido que ir a un banco.
  • Reducción de los costos de cobranza y administración, los cuales pueden ser una tarea demandante para las pequeñas empresas.
  • No descansa en la solvencia de la pyme, sino en las características de la empresa deudora.
  • No se registra como deuda en el sistema financiero.

En Todo Factoring estamos comprometidos con el desarrollo de tu pyme, por lo que brindamos una atención rápida, sencilla y de acuerdo a las necesidades de tu empresa. Somos la mejor alternativa del mercado dado que no hacemos cargos adicionales por mora y realizamos la devolución de costos del factoring al pago anticipado de las facturas. ¡Conoce nuestros servicios y potencia el desarrollo de tu empresa!

El leasing y el factoring, dos herramientas que potenciarán tu negocio

Uno de los grandes desafíos para las pymes que comienzan su incursión en el mundo de los negocios es obtener el financiamiento necesario para desarrollarse y cumplir con sus compromisos financieros. Frente a esto, el mercado ha desarrollado una serie de sistemas que permiten obtener el capital necesario para el crecimiento de la empresa, siendo los dos más importantes el factoring y el leasing que, a pesar de contribuir al mismo fin, funcionan de forma muy distinta.

¿Qué es el leasing?

Como hemos mencionado en artículos anteriores, el factoring es una herramienta de financiamiento que permite a las pymes obtener liquidez de forma sencilla y rápida a través de la cancelación anticipada de sus facturas o cheques a plazo. En este sentido, el factoring tiene como objetivo proveer de dinero contable a las empresas para los fines que estime conveniente, entre ellos pagar salarios, realizar inversiones, invertir en publicidad o adquirir capital (máquinas, mobiliarios, vehículos) para su desarrollo.

El leasing, por su parte, es una modalidad de financiamiento que permite a las pymes arrendar bienes con la opción de adquirirlos de forma definitiva más tarde. A través de un contrato de arrendamiento, la empresa proveedora del leasing adquiere un bien en nombre del cliente, el cual cancela cuotas de arrendamiento mensuales con la opción de comprar el bien al final del contrato pagando usualmente una cuota más del contrato.

En este sentido, el leasing es una herramienta útil para las pequeñas y medianas empresas al permitirle poder acceder a bienes que muchas veces no pueden comprar en un inicio sin la necesidad de una hipoteca o crédito. Asimismo, no crea obligación de adquirir el bien una vez finalizado el contrato, pudiendo devolver el bien o inmueble.

Entonces, ¿factoring o leasing?

Si bien tanto el leasing como el factoring son sistemas de financiamiento muy útiles para las pequeñas y medianas empresas, existen una serie de características que convierten al factoring en la mejor opción para las pymes:

  • El leasing solo permite el arrendamiento de bienes y servicios, no entregando dinero al cliente para su libre disposición. Frente a esto, el factoring otorga liquidez inmediata para los fines que la pyme estime convenientes, pudiendo realizar inversiones que contribuyan a su desarrollo.
  • El leasing implica un contrato de arrendamiento cuya cancelación supone una gran penalización económica. Junto a ello, la mayoría de los contratos no permiten entregar el bien antes de finalizado el periodo de arrendamiento.
  • El leasing solo permite acceder a la propiedad del bien una vez terminado el contrato de leasing.

De este modo, el leasing se convierte en una opción útil cuando se desea disponer de un bien mueble o inmueble y no se tiene el capital inicial necesario. Frente a otras situaciones, el factoring permite obtener financiamiento para los objetivos que la empresa desee o necesite, teniendo dinero efectivo para reactivar e impulsar el crecimiento de su negocio sin quedar reflejado en el sistema financiero.

En Todo Factoring estamos comprometidos con entregar una atención rápida, sencilla y de acuerdo con las necesidades de tu empresa. El factoring puede ser uno de los mejores aliados del desarrollo de tu empresa, ofreciendo oportunidades para potenciar tu negocio.

 

La utilidad del factoring en el desarrollo de tu empresa

Según cifras del Ministerio de Economía, durante el año 2017 se crearon en promedio 176 empresas y sociedades por día. Este número ha aumentado a lo largo de los últimos años por el creciente interés de los chilenos en emprender y aventurarse en el mundo de los negocios, lo que se refleja en que más de la mitad de las empresas en nuestro país corresponden a pymes (51,9%), seguido por las micro (44,9%) y las grandes empresas (3,2%).

En este sentido, uno de los mayores desafíos de las pequeñas y medianas empresas es mantener un buen estado financiero que les permita desarrollarse y cumplir con sus compromisos. Para ello existen diversos mecanismos, siendo uno de los preferidos el factoring, una herramienta financiera que permite obtener liquidez inmediata a las empresas a través de la cancelación anticipada de sus facturas a plazo.

¿En qué ocasiones es conveniente ocupar factoring?

El factoring es una alternativa de financiamiento altamente útil y conveniente para las empresas que desean obtener liquidez inmediata. Si bien el dinero puede ser empleado en una diversidad de propósitos que contribuyan al desarrollo de las pymes, es especialmente útil para:

  • Aumentar la productividad de la empresa. A través de la entrega de liquidez inmediata, el factoring entrega la posibilidad de aumentar la inversión en aspectos que aumenten la productividad de la empresa, como es la entrega de beneficios e incentivos a los trabajadores.
  • Facilita el crecimiento de la empresa. Al contar con dinero de forma rápida y sencilla, se pueden financiar proyectos que contribuyan al desarrollo de la pyme tales como campañas publicitarias, inversión en insumos y un sinfín de oportunidades.
  • Obtener liquidez a fin de mes. Durante los últimos días de cada mes suelen pagarse una gran cantidad de obligaciones y compromisos. Emplear factoring permite cumplir con ellos de manera rápida y sencilla.
  • Mantener la confianza de los proveedores. Al cumplir a tiempo con los compromisos y obligaciones con los proveedores, se potencian las relaciones con los actores relevantes dentro de los negocios, facilitando también el crecimiento de la empresa.

¿Por qué elegir Todo Factoring?

En Todo Factoring ofrecemos una serie de beneficios a las pequeñas y medianas empresas que colaboren con nosotros. Algunas de nuestras principales ventajas son:

  • No realizamos cargos por mora. Luego del vencimiento de la operación de factoring, no añadimos un cobro adicional al costo ya establecido desde un principio. Muchas empresas establecen un cobro adicional que suele superar considerablemente al inicial. En Todo Factoring entendemos las necesidades de tu empresa y ofrecemos el mejor servicio para contribuir al desarrollo de tu empresa.
  • Devolución de costos del factoring al pago anticipado. Si la factura es cancelada antes de la fecha de vencimiento definida en el contrato de factoring, devolvemos junto a la remesa el costo diario asociado a los días adelantados. La remesa es el porcentaje del monto de la factura que queda retenido en la operación, el cual depende del monto entregado por nosotros.
  • Como empresa estamos preocupados de entregar una atención rápida, sencilla y de excelencia porque estamos comprometidos con el desarrollo de tu empresa, sin importar su antigüedad o antecedentes comerciales. Además, ofrecemos asistencia e información en línea, con cuentas claras para que no tengas que preocuparte por detalles.

En Todo Factoring estamos comprometidos con entregar una atención rápida, sencilla y de acuerdo con las necesidades de tu empresa. El factoring puede ser uno de los mejores aliados del desarrollo de tu empresa, ofreciendo oportunidades para potenciar tu negocio.

Factoring versus Cobranza

El factoring es una alternativa de financiamiento que permite a las pequeñas y medianas empresas obtener dinero de manera rápida y sencilla, otorgándoles liquidez inmediata para cumplir con sus compromisos comerciales y potenciar su desarrollo; además de muchos otros beneficios.

Cobrar es tan importante como vender

Una de las principales ventajas de realizar factoring es que permite reducir costos a la empresa que hace uso del servicio, especialmente los molestos gastos administrativos que implica la cobranza de las facturas. Al traspasar los trámites de cobranza a la empresa de factoring, se puede ahorrar tiempo y recursos al evitar los gastos asociados al cobro y seguimiento de este, permitiendo invertir también en otros aspectos que contribuyan al desarrollo de tu negocio. De esta forma, la empresa que presta el servicio se encarga de realizar todos los trámites pertinentes para asegurar el retorno del dinero.

En este sentido, para cualquier empresa es igual de importante tanto cobrar como vender. Al cobrar las facturas pendientes, se activa el flujo de dinero y la empresa puede disponer del dinero para los fines que estime convenientes. Si no se concreta el cobro, el emprendimiento debe acudir a diversas formas de financiamiento para cubrir sus compromisos y obligaciones, las que muchas veces implican acudir a los créditos bancarios y su conocido papeleo.

Desde Todo Factoring ofrecemos un servicio de calidad, procurando establecer una cobranza oportuna y efectiva para que nunca más tengas que preocuparte de las facturas a plazo y su seguimiento, facilitándote así la liquidez necesaria para realizar todos los proyectos que permitan crecer a tu empresa. ¡No olvides que el cobro es también parte de la venta!

¿Por qué realizar factoring?

El factoring se ha consolidado como una de las herramientas de financiamiento preferidas por las empresas dados los grandes beneficios que entrega, permitiéndole a los emprendedores desarrollarse, potenciar sus oportunidades de negocio y cumplir con sus compromisos a tiempo.

¿Por qué realizar factoring?

Gran parte de las empresas, especialmente las nuevas, tienen dificultades al obtener liquidez para realizar sus actividades normales como pagar sueldos, realizar inversiones o financiar proyectos. El factoring, al ser una opción de financiamiento rápida y fácilmente asequible, permite a los emprendedores despreocuparse de las facturas a plazo, haciendo más simples las operaciones normales de la empresa.

Algunos de las principales ventajas del factoring son:

  • Entrega un rápido acceso a liquidez para tu empresa. En Todo Factoring entregamos un servicio expedito, permitiéndote olvidarte de los pagos a 30, 60 o más días.
  • No se registra como deuda en el sistema financiero. Al ser un método alternativo para obtener liquidez, se pueden optar por otras fuentes de financiamiento.
  • Reducción de costos de administración. En Todo Factoring nos encargamos de realizar los trámites de cobranzas, asegurándote tu tranquilidad y ahorrándote tiempo y recursos.
  • Más conveniente. Al no estar afecto al impuesto de timbre y estampillas, como los créditos, reduce los costos del financiamiento.
  • Atención personalizada y de calidad. En Todo Factoring estamos comprometidos con el desarrollo de tu empresa, buscando entregar siempre el mejor servicio.
  • Apto para todo tipo de empresas. El factoring es ideal para cualquier empresa, incluso aquellas que recién comienzan o tienen morosidad en el sistema financiero.

Como empresa estamos preocupados de entregar una atención rápida, sencilla y de excelencia porque estamos comprometidos con el desarrollo de tu empresa, sin importar su antigüedad o antecedentes comerciales. Además, ofrecemos asistencia e información en línea, con cuentas claras para que no tengas que preocuparte por detalles.

¡Obtén avances de tus facturas, libera tu efectivo, activa tu negocio!

¿Cuánto sabes de factoring?

El factoring suele ser una práctica poco conocida, excepto para quienes participan activamente en finanzas. Durante las últimas décadas, el factoring se ha consolidado como una herramienta importante en el desarrollo de las actividades normales de una empresa.

¿Qué es el factoring?

En simples palabras, el factoring es una alternativa de financiamiento que permite a las pequeñas y medianas empresas obtener solvencia inmediata, con el fin de utilizarlo como capital de trabajo y/o cumplir con sus compromisos financieros y tributarios.

Esta herramienta es ideal para cualquier tipo de empresa puesto que permite el pago de facturas, facilita la inversión, el financiamiento de campañas comerciales y un sinfín de posibilidades que contribuyen a potenciar los negocios.

Además, al realizar factoring las empresas externalizan la gestión de cobranza de sus facturas cedidas, disminuyendo así su trabajo administrativo y enfocarse en lo que realmente importa.

¿Cuáles son los mitos del factoring?

Existe una serie de confusiones con respecto al funcionamiento y objetivos del factoring. Algunas de ellos son:

Mito: “Al factoring no le interesa realizar una cobranza eficiente porque mientras más se demoran en pagar los deudores, más gana la empresa”.

El factoring obtiene ganancias al poner fondos en distintos clientes, diversificando el riesgo. Al dilatar la cobranza, se impide la rotación de dinero y el servicio se vuelve ineficiente.

Mito: “Las empresas nuevas no pueden realizar factoring”.

La evaluación se centra en la empresa deudora, por lo que la antigüedad de la empresa emisora no es determinante.

¿Cómo se realiza el proceso de factoring?

El factoring es un proceso simple y se puede resumir en tres pasos:

  1. Confirmación de la factura con el deudor
  2. Solicitud y análisis de antecedentes
  3. Firma de contrato (para clientes nuevos) y transferencia de dinero. Este proceso se agiliza en la medida en que el cliente opera con el mismo deudor.

Actualmente el factoring es uno de los recursos más empleados por las empresas, particularmente en nuestro país, dado que entrega las facilidades para cumplir con sus obligaciones, consolidándose como una alternativa viable de desarrollo para las empresas.