¿Por qué el factoring es la mejor alternativa para las pymes?

El emprender es un gran desafío para cualquier persona que desee aventurarse en el mundo de los negocios. Muchas veces, las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen un comienzo complicado si es que no cuentan con el capital inicial necesario, por lo que suelen recurrir a distintas alternativas de financiamiento para poder cumplir con sus obligaciones y compromisos financieros.

Una de estas herramientas es el factoring, la cual trae una serie de beneficios que contribuyen al desarrollo de las empresas. Esta alternativa de financiamiento permite a las pymes obtener liquidez inmediata para poder cubrir sus necesidades, especialmente aquellas que surgen de improviso.

¿Cómo funciona el factoring?

El Factoring es una herramienta financiera orientada a las pymes que permite a las empresas obtener financiamiento inmediato (liquidez) con el fin de ordenar su flujo de caja, sin tener que esperar el plazo de pago originalmente pactado con sus clientes. El Factoring te ayuda a anticipar tus cuentas por cobrar mediante la cesión de las facturas que respaldan tus ventas a plazo y también a través de la compra de tu cartera de cheques a fecha.

A la hora de buscar financiamiento, el factoring para Pymes se alza como una excelente alternativa. Por ello, es importante que sepas que el costo financiero aplicable a toda operación de Factoring varía en función a las variables de riesgo inherentes a la misma, tales como: cliente (cedente), deudor, plazo de financiamiento, etc.

Todo Factoring realiza el análisis financiero al cliente y al pagador. Una vez evaluada la operación por el comité, la Ejecutiva Comercial a cargo se comunica con el cliente para detallar las condiciones. Con el visto bueno del cliente, se coordina la firma del contrato y se activa la línea de crédito. Por último, se procede con la cesión de las facturas por parte del cliente.

¿Cómo ayuda el factoring al desarrollo de mi empresa?

El factoring entrega una serie de beneficios para las pequeñas y medianas empresas que comienzan su incursión en el mundo de los negocios. Esta alternativa de financiamiento puede ser especialmente atractiva para las pymes que deben cumplir con compromisos y cubrir gastos de último momento, o que desean desarrollarse invirtiendo o adquiriendo bienes. Otras ventajas de esta herramienta para las pymes incluyen:

  • Entrega rápida de liquidez, evitando esperar 30, 60 o 90 días.
  • Es más rápido que ir a un banco.
  • Reducción de los costos de cobranza y administración, los cuales pueden ser una tarea demandante para las pequeñas empresas.
  • No descansa en la solvencia de la pyme, sino en las características de la empresa deudora.
  • No se registra como deuda en el sistema financiero.

En Todo Factoring estamos comprometidos con el desarrollo de tu pyme, por lo que brindamos una atención rápida, sencilla y de acuerdo a las necesidades de tu empresa. Somos la mejor alternativa del mercado dado que no hacemos cargos adicionales por mora y realizamos la devolución de costos del factoring al pago anticipado de las facturas. ¡Conoce nuestros servicios y potencia el desarrollo de tu empresa!